domingo, 17 de diciembre de 2017

El voto imbécil


Nunca podré entender que se vote por un imbécil solo porque es de derecha. Es, quizá, porque jamas haría lo mismo de ninguna manera por uno de izquierda. Esas son las ideologías de un lado y del otro con las que la concentración de medios maneja al común de la gente. O sea, la derecha es cristiana y buena, y la izquierda, es atea y mala, demoníaca, comunista; un concepto que todo el mundo utiliza pero nadie sabe realmente qué es, tal como “la droga”, otro concepto que no significa nada más que “mala” aunque tampoco se sepa a qué se refiere. Finalmente lo importante es hacernos creer algo conveniente para ellos y a estas alturas del partido y de mi edad me parece realmente vergonzoso seguir en lo mismo. No puedo votar por los que protegen el derecho privado por sobre el derecho público sencillamente porque no me conviene, y en realidad, no nos conviene a la mayoría. Probablemente si fuera empresario o alguien que vive del chorreo empresarial estaría defendiendo mis intereses, pero como no es el caso no puedo dejar de ver lo que veo y tampoco puedo dejar de decirlo. Existe un voto imbécil.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Cómo es posible que la gente jure y perjure amar a un hombre muerto hace más de dos mil años y sea incapaz de amar a su prójimo hoy?&q...