lunes, 10 de febrero de 2014

Prueba de cómo la hegemonía dominante te ha hecho un boludo

Una demostración clara de como el sistema dominante achata nuestra inteligencia (en este caso a través de la contaminante y destructiva industria automotriz gracias a la cual cada vez más vivimos rodeados de cemento y brea, matando la producción de la tierra), es la forma que estúpidamente seguimos su juego sin pensar; por ejemplo el uso de alarmas en los carros. La alarma no sirve para cuidar ningún carro, está clarísimo. En realidad su única función es jodernos la vida. Tanto al dueñ@ del carro que se la pasa como un tonto apretando el botoncito de marras de ida y vuelta; como a los demás, ya que suena todo el tiempo jodiéndole la vida a los demás. Todo es cuestión de concienciarse, darnos cuenta, y quitar la estúpida alarma. Preguntense por qué todos aceptamos los carros con esa boludez, no importa que tan inteligente o border seas, todos por igual apretando idiotamente el botoncito para nada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Cómo es posible que la gente jure y perjure amar a un hombre muerto hace más de dos mil años y sea incapaz de amar a su prójimo hoy?&q...